EL PRIMER NÚMERO

Cuando uno ve estas fotografías, piensa inmediatamente que se trata de una intervención oftalmológica. 

Pero no.  Se trata de una técnica,  que desde el siglo XIX ha “occidentalizado”  los ojos de millones de mujeres asiáticas allá donde vivan. 

Es un tipo de cirugía plástica  ambulatoria que al cabo de 48 horas, ya podrá ver la luz, nunca mejor dicho. 

Su coste oscila entre los 1.500 y 6.000$, dependiendo del país donde se haga. 

De hecho, es un regalo muy habitual de los padres asiáticos a sus hijas cuando cumple la mayoría de edad.